† ℓuna αzul †
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Doma Jëylls.
Sáb 11 Mar - 23:14 por Juliet

» Jonathan T. Kramer Lévi-Strauss
Miér 4 Ene - 19:47 por Jashin-Sama

» Vientos de Invierno.
Lun 12 Sep - 12:46 por Jashin-Sama

» Actualizaciones.
Lun 15 Ago - 16:13 por Juliet

» [i] Los Forasteros
Dom 31 Jul - 11:05 por Juliet

» La Reina Marina [Trama global]
Sáb 30 Jul - 19:54 por Rëhira

» Hacha -One Shot.
Jue 21 Jul - 19:07 por Tim Burton

» [i] Personajes inactivos
Jue 21 Jul - 14:08 por Juliet

» Syndra: El Delito y su Medida. -One Shot-
Mar 19 Jul - 22:49 por Tim Burton

» MONTE DEL PASO
Miér 6 Jul - 14:47 por Rëhira
























Élite 0/36
Hermanos 0/6
Directorios 0/12
















Este foro, tanto su historia, diseño como contenido, pertenece a la administración -Amaranth y Juliet-.Este mismo está protegido por una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License, por lo que está prohibido copiar cualquier contenido.

Sathiel Belial Jëylls

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sathiel Belial Jëylls

Mensaje por Amaranth el Vie 1 Ago - 13:00




SATHIEL BELIAL JËYLLS

"La duda es siempre la advertencia de la acción"

Significado.
Sathiel – Su significado es precisamente acorde a quién lo lleva, quiere decir “Príncipe de la Luna” aunque no exactamente esto signifique en su totalidad. Príncipe de la lujuria y de todo lo prohibido, son sinónimos.
Belial – “Demonio Devorador de Almas” es su significado, simple y conciso. Se relaciona también con quien está al acecho constante de la muerte, la sombra de la Parca.
Jëylls – Su apellido es definido como “Compañero del Caos”.
Alias.
Nos encontramos aquí con una gran gama de apodos y títulos que a lo largo del tiempo y gracias a sus raíces le fueron otorgados. En sus primeras etapas de vida nunca faltó “El Hijo de Luna” o “El Heredero de La Muerte” dados principalmente por Luna Azul, la manada comandada por su madre. Por parte de los Jëylls, uno de sus clanes natales, fue nombrado “Arhagonth” lo que significa señor de los esclavos, gracias a su enorme cantidad de seguidores dispuestos a morir en su nombre (…). Los Urkanger lo bautizaron como “Däihom” que quiere decir básicamente “desolación” gracias a su continua expresión vacía, carente de sensaciones.
Junto a su hermana, es apodado “El portador de los Siete”, por su unión a las siete frases que en ellos yacieron. Finalmente pero no menos importante, su apodo más retumbante es “El Destructor” aunque suene bastante normal por así decir, todo lo que conlleva lo describe y lo vuelve tal para cual con él.
Edad.
Su edad muestra la verdad, puesto que es un joven niño. En su forma humana muestra diez años, aunque dicen posee menos. Hablando de su fase cánida es del tamaño promedio para 10 u 11 meses en esta especie.
Especie.
Gran dilema. Aunque suene algo bastante ilógico, el chico posee total raza Jëylls por parte de su madre, como de demonio por parte de su principal progenitor y Urkanger del padre secundario. No hay impureza, sino total pureza en las tres especies.
Género.
Masculino. Es hombre/chico o lobo/licántropo, como prefieran llamarlo. [ ♂ ]
Rango.
Este joven es el heredero, junto a su gemela, del puesto supremo. Aún así por su corta edad no puede ocupar ningún otro que el de un cachorro.
Entrenador.
Sathiel es entrenado por su progenitor original: Opeth Gespenst Setan.
Pareja.
¿Amor, Sathiel? ¡Ja! Es simplemente algo estúpido de pensar, puesto que como se lo ha de conocer no posee sentimiento alguno por el sexo opuesto. Aunque esto no significa que no goce amoríos de una noche. Es un mujeriego a escondidas, talentoso casanova si se lo propone, aunque claro... nadie logrará llenar todas las características necesarias para enamorarlo. Es demasiado perfeccionista, y ciertamente no hay modelo de ello.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Sathiel Belial Jëylls, sin duda alguna estamos ante la personificación del misterio. Su carácter es asquerosamente similar a lo que su expresión dice: frío, una gárgola sin sentimiento visible. Este joven goza de una insensibilidad que sobrepasa los límites tornándose hasta envidiable, no hay nada que le cause pena o resquemor, absolutamente nada se muestra como debilidad en él. Quizás sea este el secreto de tal fortaleza que su mente posee, no hay quiebre, no hay flaqueza que logre mostrar parte de su sentir. Posee una inteligencia colosal y lo sabe, cosa que por obviedad no desperdicia: es muy hábil en descifrar los aspectos psicológicos de los demás seres, lo que lo hace un rápido conocedor de todo punto débil o pensamiento frágil de enemigos o incluso allegados. Sabe cómo funcionan las cabezas de los demás, y eso lo vuelve un gran manipulador y estratega. Es un introvertido pensador, la astucia lo caracteriza sin lugar a dudas, siempre estará un paso delante de la anticipación. “Jamás intenten engañar a un mentiroso” sabias palabras que lo representan: no ha habido caso aún en que logren venderle una cosa por otra. Puede perder la paciencia muy rápidamente al sentirse subestimado, sabe muy bien de qué es capaz y no se molestará en demostrarlo. Es relativamente un joven tranquilo y decidido, amante de la paz que trae la soledad y silencio, pero si no recibe la atención que merece la conseguirá sea de buena o mala manera, es el típico “sabelotodo” y créanme, tiene motivos de serlo. Es y siempre será la voz de la razón, defenderá su palabra a costa de la muerte si es necesario, cosa estúpida al tratarse de él. Presenta rasgos bastante infantiles tales como la poca tolerancia a la espera, el odio al compartir o los celos con su familia directa –mayormente con su gemela menor Sahym, y su madre a quienes adora-. Sathiel es digno de admiración, pero en partes iguales también lo es de temor y respeto, puesto que quitando su temperamento “sereno” no debemos olvidar que hablamos de un Urkanger y un Jëylls. Se puede ver como heredó de sus padres rasgos variados, por ejemplo de su progenitor la picardía y terrible necesidad de seguir sus impulsos, matar es una de sus principales motivaciones, es locamente territorial y violento si se lo llega a provocar para ello; mas mantiene con normalidad el temperamento Jëylls. Se muestra asquerosamente altanero y orgulloso como su madre, tomando de ella también esa continua y letal agresividad verbal que lo vuelven tan… intratable. Adora la ironía y el sarcasmo, si puede herir utilizándolos lo hará y con placer. Es un sabio hablador cuando lo hace, sabe que, como, cuando y a quien decir lo que piensa, ya sea de forma pacífica o filosa. En cuanto a su estado “oscuro” si es que hay otro más macabro, nos encontramos a un ser de principios sádicos, con su propia ley de vida. Quien ose arruinar su paz simplemente perecerá bajo su furia, en batalla logra ser sanguinario y cruel, repitiendo lo que se dijo al inicio, es completamente insensible; con esto nos referimos a su falta de interés por el bien ajeno en general. Todo mientras no sea su familia directa puede morir de la forma más horrorosa, y si él puede otorgarles eso será mejor, no le interesará. No hay mucho más que se pueda detallar específicamente de Sathiel, puesto que al ser el silencio su principal lengua no hay de donde arraigar conocimientos. Todo vuelve a comenzar en la nada, en el misterio.
•Gustos/Placeres: Su mayor afición es el aprendizaje. Siente la continua necesidad de mantenerse en entrenamiento mayormente mental que físico, aunque a decir verdad este último tampoco le desagrada. Donde haya libros o fuente de sabiduría, allí estará Sathiel.
Otro gusto o quizá pasatiempo es el estudiar a los seres que captan su atención: interesantes y consagrados guerreros, sabios, ancianos y hasta oráculos. Se dice que ha viajado visitando dimensiones en busca de aumentar sus conocimientos. Él sabe que mientras más pueda saber, menor es el riesgo de que puedan vencerlo.
Suele encontrarse en los castillos de la 8va dimensión perteneciente a los Jëylls, en compañía de Éter Jëylls Levi-Strauss, su abuela materna.
•Disgustos/Odios: Quizá el mayor desdén que pueda encontrarse en Sathiel es el verse invadido. Con esto nos referimos a los celos que puedan desencadenar. Es muy territorial y protector (mayormente con las mujeres de su familia directa) por lo que si quieres enfadarlo, simplemente acércate a alguna de ellas, y conocerás tu fin. Otro disgusto muy grande que lo ha traído preocupado, es la falta de adversarios. Detesta profundamente el no sentirse exigido en las batallas, puesto que es realmente aburrido y una gran pérdida de tiempo según sus palabras.

DESCRIPCIÓN FÍSICA

Lobuna.
Al comenzar a hablar de su forma cánida debemos aclarar ante nada, que estamos en presencia de uno de los últimos lobos rojos del universo, llamados también “Crven Blut” [mezcla de varios idiomas que describe al lobo de tono sangre]. Es de un enorme tamaño, digno Urkanger por así decir, y porqué no mayor aún que el promedio de esta raza, ya algo más demoníaco. Su altura es proporcional a su figura atlética, es veloz a un extremo, pero a la vez potente y de una enorme fortaleza. Sus zarpas son amplias y bien formadas, con garras sobresalientes y afiladas; sus colmillos se abren paso por su hocico, dejando ver una perfecta hilera de tono marfil, con cuatro dagas letales, cumpliendo la función de caninos a la perfección. Su cuello es robusto, desencadenando un lomo musculado y firme, al igual que sus cuartos traseros de una dureza envidiable. Su pelaje, ya descripto anteriormente, es largo y sedoso, con unos pocos tonos negros en sus flancos. Sus orejas se asemejan a las de un perro pastor, paradas y puntiagudas,  activas y atentas. Sus ojos mantienen el mismo coloramiento que en su modo humano, y también esa expresión seria y dura, brutalmente cautivante, heredada por parte de su madre.
¿Algún dato más? Pues sí, lleva en su pata izquierda un brazalete sumamente fino, compuesto del material más precioso de la 8va dimensión, obsequio heredado por Kyrara. No es visible ya que se pierde entre su pelaje. Lleva grabada la palabra ‘Blut’ cuyo significado se asemeja al segundo nombre de su madre: sangre – aíma.
Humana.
Tanto su carácter como su apariencia estuvieron envueltas en un manto de misterio y seriedad desde sus primeras señales de vida. Al verlo no hay otro pensamiento que pueda presentarse que el de querer escapar o refugiarse de él. Tiene la apariencia sumisa y perturbadoramente insensible de una gárgola, por así decir, una hermosa estatua carente de sensaciones, de una presencia palpable e intimidante. Posee los rasgos elegantes y refinados de todo Jëylls, mientras que ese reflejo de picardía y filo de los Urkanger. Sus ojos delatan al primer clan nombrado, de un celeste bastante más claro que los de su madre, mientras que la expresión de su padre secundario, imitando también su porte y fortaleza, siendo un ejemplar perfecto de la raza heredada por parte de éste. Su piel es clara, de una tonalidad semejante a la de Kyrara, siendo pálido pero no a un extremo, aunque tampoco llegando a la tez de Eben, quizá una mezcla entre ambos. Su cabello es de un castaño oscuro, que en el sol revela reflejos algo rojizos, mientras que en las sombras se torna azabache. Como se ha dicho antes, sus rasgos no son toscos, sino más bien finos y elegantes, similar a la realeza Jëylls, cabe destacar que hablamos de cosas totalmente diferentes; posee un enorme parecido con su abuelo materno, Nezil Jëylls Shinjitsu, líder por ley de su clan[liderado aún así por Kyrara], por lo que suelen confundirlos. Este joven posee un 1’87 de altura y en crecimiento, puesto que no ha llegado a la altura límite, aunque sea por poco. Pesa unos ligeros 73 kilogramos, obviamente todo siendo gracias a su perfecta musculatura y buen estado físico, excelente a decir verdad.
Si hablamos de su apariencia en cuanto a cosmética, se lo suele ver normalmente vestido de traje, negro y blanco o raramente blanco en su totalidad. Esta peculiar preferencia no es normal entre los Urkanger, más si entre los Jëylls, clan al que quizá sienta más apego. Desprende un aroma de lo más peculiar, sin precedencia alguna, único en él; no se lo logra describir como nada más que atrapante e hipnotizante, similar dicen al aroma fresco de las montañas, pero cálido como el mismísimo corazón de una flor, simplemente indescriptible.
¿Su voz? ¡Vaya encrucijada! Encontramos dos tonos normales en Sathiel: el seductor y bajo, como un suave suspiro, grave pero melódico; y por otro lado el frío y cruel, ya tornándose aterrador y por demás desesperante. No suele abrir la boca para nada más que lo esencial, no hablará por hablar ante cualquiera, son pocos quienes merecen sus palabras o los suertudos que han logrado oírlo.
Como Urkanger posee sus Gúrnär aunque claro puede volverlas invisibles a su gusto. Nadie asegura haberlas visto, pero los rumores dicen que se trata de marcas muy extensas que recorren su espalda en forma de alas plegadas, las mismas asciendes por su cuello rodeando su pecho y finalizando al cubrir más de la mitad de éste. Sus brazos, muslos y gemelos también son portadores. En cuanto a su rostro, por su lado derecho asciende una pequeña y elegante franja similar, dicen los rumores a una serpiente. Aunque claro, los rumores son eso, chismes baratos. Nadie conoce en verdad su forma.
Para resumir en fin su apariencia humana, hablamos de un ser completamente cautivante, de enorme belleza poco disimulada. Es atractivo por donde sea que se lo mire, cosa que lo vuelve deseado por el sexo opuesto, y obviamente él no lo desperdicia…


PODERES Y HABILIDADES

¿Poder? ¿Buscas su definición? He aquí Sathiel Belial Jëylls para resumirlo. Apodo, comentario, descripción, todo lo que tenga que ver con este ser está ligado a su enorme poder y capacidad para llevarlo. Pues claro que nadie es poderoso solo por el simple hecho de serlo.
Entonces comencemos con los poderes innatos que este joven posee. Por un lado hablamos de un Jëylls por lo que conjuntamente viene la afinidad natural con todo lo relacionado al arte del ilusionismo, telepatía y coacción. Él ha logrado desmantelar cada secreto del primero nombrado, siendo junto a su madre uno de los más poderosos en este ámbito, lo que lo vuelve intocable, de mente indescifrable. Sus ilusiones normalmente son preconcebidas al desgaste físico, utilizándolas como medio de entrenamiento, trampa o directamente arma. Preferirá enmarañar tu mente que ensuciar sus manos con tu asquerosa sangre, o al menos eso dice él. Los Jëylls son una perfecta caja de sorpresas, y dignamente Sathiel también lo es, puesto que logró dominar una de las técnicas más antiguas y peculiares de este clan: ëthaíros, se ha coronado como un perfecto y reconocido miembro legendario. Uno de sus tantos poderes ocultos consiste en la capacidad de moldear la realidad con simples deseos o ilusiones, convirtiendo desde detalles a importantes acontecimientos en verdad o ilusión. El portador puede poseerlo en un ojo o en ambos, según despierte en él, aunque claro… esto sucede una vez cada milenios ¿Hace falta aclarar que Sathiel posee ambos? Yo creo que no.
Sus ojos, por otro lado le permiten crear un campo de visión a base de colores y densidades tratándose de auras, presencias, olores y ondas de movimiento de todo aquello que lo rodea, siendo un mapa abierto a su disposición, una herramienta útil a decir verdad. De todos modos, el estar inhabilitado para usar el sentido de la vista no es un inconveniente, puesto que funciona con el simple hecho de usar el ambiente a su favor como sólo un Jëylls sabe hacerlo.
Para continuar detallando las habilidades que este clan le provee, podemos añadir su importante inmunidad a agentes desconocidos como venenos, bacterias, y todo aquello que le cause daño interno, es simplemente intocable en ese sentido, no posee mejor armadura que su propio cuerpo.
Pasemos al segundo clan: Urkanger. Como si fuera poco, al haber heredado todas sus características por igual, hablamos de un ser repleto de habilidades sobresalientes. Como digno miembro nos referimos a su físico como un poder más. Su potencial en batalla a cuerpo a cuerpo es tremendamente suprior, su fuerza es simplemente descomunal, su ligereza y velocidad incomparables y si hablamos de resistencia verdaderamente Sathiel resaltará. Quizá el don más preciado sea el de regeneración jamás mejor visto que en un Urkanger, y por ende latente en su sangre. Aún no existió ser que haya logrado presenciar un sangrado o herida por parte de Sathiel, quitando el hecho de que jamás lo han rasguñado, su piel sana tan velozmente que no es perceptible a la vista –se podría hasta decir que de modo mucho más efectivo al poseer también esa ventaja por parte de los Jëylls-. La gran energía que el clan paterno le otorga le permite navegar por el mundo de la magia blanca o natural, en la cual se esmera de causas extraordinarias de la naturaleza, y la magia negra, donde Sathiel “juega” invocando desde entes a espíritus y demonios. Adora la alquimia, dato curioso más que oficial puesto que jamás la ha utilizado, por respeto según él.
Bien creerán que es el fin, pero vamos… ¡Claro que no lo es! Falta la frutilla del postre.
Se trata de veerhë, quizá el poder más sorprendente que Sathiel domina.
Muchos creen que se asemeja a la telequinesis pero no es así en realidad, se trata de una habilidad muchísimo más compleja y poderosa. Con la telequinesis se logra mover objetos con la mente, pero este Jëylls/Urkanger va más allá de esa simple acción… ¿alguna vez se han puesto a pensar cuantas células tiene un cuerpo humano en total? varios billones o quizás más. Nadie podría contarlas y mucho menos separarlas... nadie excepto Sathiel. Este chico es capaz de desmantelar cualquier cuerpo y dividirlo en células o átomos según corresponda, entonces la pregunta es ¿qué rayos no puede destruir? Esta monstruosa habilidad lo volvió famoso en las altas y bajas dimensiones, no por el poder, sino por su método. Como se dijo anteriormente no es telequinesis, es coacción. Cosas muy distintas si te detienes a pensar. Hasta este momento se creía que la coacción solo se daba entre seres pensantes, mas no es así. Difícilmente se rompa el lazo creado entre el emisor y el catador de la orden, ya sea un objeto, un elemento, o un ser vivo, y aquí se desempeña Sathiel, puesto que a diferencia de esto, en la telequinesis una simple distracción por parte del emisor invalidaría el acto dejando caer el objeto, por ejemplo. Nadie sabe el cómo pero es casi similar el que ordenara a las partículas separarse, volviéndolas parte de su cuerpo por así decirlo, puesto que ahora tomarán su mentalidad y harán lo que la conciencia de Sathiel decida en ese momento, esté o no mirándolas. Puede sonar absurdo pero es una gran diferencia entre coacción y telequinesis. Tomando este poder como partido Sathiel logra también controlar todo elemento habido y por haber, simplemente le resta manipular los átomos y trabajo resuelto. Es capaz de crear elementos de la mismísima nada, fusionando átomos a base de sus enormes conocimientos químicos, por ende sea donde sea que se encuentre jamás estará desarmado.
¿Quieren más? Sólo esperen a que este apenas joven desvele todo su potencial aún escondido…
•Habilidad sobresaliente: Däihom, Destructor, Arhagonth, hasta sus apodos revelan su mayor capacidad… Sathiel vive por y para destruir. No hay quien se le asemeje en aquello, no hay comparación válida a la hora de hablar de él. Este asesino se especializa en simplemente todo lo relacionado a la muerte, desde su combate a su estrategia, su puesta en marcha y su desenlace; todo, absolutamente todo será fácil para este chico. ¿Quieres un consejo? será inútil, siquiera podrás utilizarlo a tiempo.


BIOGRAFÍA

Último hijo de Kyrara Aíma Jëylls, parte de una camada de dos, aunque mucho no tiene que ver con su gemela.
Sus inicios se remontan a años anteriores de su nacimiento, luego de que su madre mantuviera una aventura amorosa y pasajera con Opeth Gespenst Setan, un temido y respetado demonio. La vida se hizo presente y por cosas naturales la mujer quedó certeramente embarazada. Aunque como toda sorpresa jamás se supo hasta su llegada, sólo que fue algo tardía… el embrión se mantuvo firme y aferrado al organismo de Kyrara durante al menos cinco o seis años sin crecer, sin evolucionar, sin absolutamente nada: pequeño y minúsculo fue algo similar a un parásito esperando el momento perfecto. El cuál llegó con un nuevo y normal embarazo, ahora por obras de Eben Bryan A. W. Gören, un Urkanger y pareja de Kyrara. Fue concebida ahora Sahym, quien “activara” por así decir el proceso natural de crecimiento de Sathiel, pero con un pequeño gran detalle. En lugar de aferrarse a Kyrara, pasó a Sahym, absorbiendo toda característica Urkanger de ella y Jëylls en su momento de su progenitora, lo que lo hizo portador de tres razas en su totalidad.
Llegó el momento del parto, naciendo el primero de un tamaño algo mayor al de su hermana, quizás hasta más fuerte corporalmente. Ambos se criaron bajo el cuidado de Kyrara y Eben, hasta sus jóvenes 10 años en que Opeth regresó a su vida. La verdad salió a la luz y ahora, como si nada hubiera ocurrido se entrena junto a él en la dimensión de su clan natal real: los Setan.

CURIOSIDADES
►Sathiel podría considerarse odiado en secreto dentro del clan Urkanger, puesto que ha sido el verdugo –aunque no intencional- en batalla de varios miembros al encontrarse entrenando a su corta edad de 5 años. Por este motivo dejó de lado su infantil y amable carácter sociable, dando paso al frío y actual joven.
►Su aura es simplemente la característica más destacable de Sathiel, es simplemente aplastante y perturbadora. Quienes han tenido la desgracia o privilegio de percibirla la describen como “el frío aliento de la mismísima muerte”.
►Su compañera inseparable es una gata mestiza de Léibän, llamada Dánkana.
►Ha mostrado una gran inteligencia desde su temprana e increíble etapa de feto, comunicándose mentalmente con quienes él deseaba.  
►Como todo Jëylls su pelaje rota según su etapa de maduración y poder. Él, como se ha dicho es un Cven Blut, su pelaje es rojizo por naturaleza, tornándose azabache como etapa final. Similar al cambio de su madre.
►Los rumores más fuertes dicen que Sathiel no es solamente el ser que representa, sino que en su interior se oculta un gran secreto, orígenes sombríos…


gracias a αgusτınα• de sourcecode


Última edición por Amaranth el Vie 9 Ene - 12:05, editado 3 veces
avatar
Amaranth
Admin

Mensajes : 693
Fecha de inscripción : 20/03/2013
Edad : 19

http://lunaazul.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Sathiel Belial Jëylls

Mensaje por Amaranth el Vie 1 Ago - 13:03

Rango: Cachorro.


avatar
Amaranth
Admin

Mensajes : 693
Fecha de inscripción : 20/03/2013
Edad : 19

http://lunaazul.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.